La educación es un proceso que no termina nunca

ofertas button
Ver Ofertas

Ya está aquí el inicio a los cursos académicos y probablemente los primeros días estarán llenos de incertidumbre y muchas emociones pero, ¡no te preocupes! Hemos preparado unos consejos para ayudarte a superar las primeras semanas en tu curso.

1.
Primeramente, merece la pena que te familiarices con el campus y sus distintas áreas. ¡No olvides investigar con antelación!
2. ¡No faltes los primeros díasLos primeros días de clase suelen dedicarse a introducciones y presentaciones, algo que puede resultar un poco aburrido y monótono. Sin embargo, no cometas el error de ausentarte. Estas clases sirven para conocer el sistema de evaluación y los tipos de exámenes a los que te enfrentarás; información fundamental para saber cómo organizar y afrontar el curso.
3. Organiza tu tiempo. Ahora que estás a principio de curso, es una buena idea elaborar un calendario de estudio y organizar tu rutina con las clases, horas de estudio y tiempo para otras actividades. La organización es la clave del éxito y llevar las asignaturas al día te puede ahorrar muchos problemas cuando los exámenes se acerquen.
4. Involúcrate en actividades. Los cursos son mucho más que clases y exámenes. Infórmate sobre los diferentes proyectos, grupos y asociaciones que se desarrollan en tu entorno; con mucha probabilidad habrá alguna que te interese y se ajuste a tus expectativas. Además, unirse a un grupo siempre es una buena oportunidad para conocer gente nueva.
5. Consulta tus dudas, ¡pero sin pasarte!. Preguntar en clase es importante porque te puede resolver muchas dudas y, además, suele ser valorada positivamente por los profesores. Sin embargo, los excesos nunca son buenos. No te conviertas en el pesado de turno que está preguntando constantemente. Puedes preguntar también a tus compañeros o organizar grupos de estudio para que entre todos podáis resolver vuestras dudas.
6. Consejo: Haz lo que tu profesor haría. Como comprobarás al empezar el curso, cada profesor tiene su manera de explicar, organizar los conceptos, resolver los problemas matemáticos, etc. El truco consiste en intentar ser un “clon” suyo a la hora de hacer un examen. Sí, sabemos que esto no es lo ideal y que la creatividad debería de premiarse. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es así. Intenta adaptarte a tu profesor y hacer los ejercicios y el examen a su manera y éste se sentirá más identificado con tus respuestas.