La educación es el mejor pasaporte para el futuro

ofertas button
Ver Ofertas

Si estás pensando en ser vigilante de seguridad, en este artículo, vamos a intentar aclarar las máximas dudas posibles para poder conseguir tu placa TIP.

Un vigilante de seguridad, dentro del ámbito de la seguridad privada, es un profesional de carácter privado que vela por la seguridad de las personas, edificios y bienes materiales de cuya protección, vigilancia y custodia estuviera principalmente encargado por la empresa u organismo contratante como complemento y contribución a la seguridad pública proporcionada por las fuerzas de seguridad del estado.

Los vigilantes de seguridad llevan a cabo sus funciones ejerciendo la vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto privados como públicos y la protección de las personas que puedan encontrarse en los mismos, llevando a cabo las comprobaciones, registros y prevenciones necesarias para el cumplimiento de su misión, así como evitar la comisión de actos delictivos o infracciones administrativas en relación con su ámbito de protección. En relación con dicho ámbito, deben detener y poner a disposición policial a los delincuentes y sus instrumentos, así como denunciar a quienes cometan infracciones administrativas.

El TIP de vigilante de seguridad (tarjeta de identidad profesional) es un certificado expedido por la Policía Nacional que acredita que su poseedor está cualificado y habilitado para ser vigilante de seguridad en todo el territorio nacional. El plazo que se establece para solicitar el TIP de vigilante una vez se supera tanto el CURSO DE SEGURATA como las pruebas teóricas y las pruebas físicas para vigilante de seguridad es de 3 meses. Si una vez transcurrido el plazo no se ha realizado el trámite, el solicitante tendrá que presentar de nuevo el certificado original de antecedentes penales así como el informe de aptitud psicofísica. Si transcurren más de dos años, tendrá que volver a superar las pruebas de guardia de seguridad.

Una vez superada esta prueba, el siguiente paso consiste en la inscripción del Registro Nacional de Seguridad Privada. Este es uno de los principales requisitos para vigilante de seguridad. De esta manera, el interesado, ya estará acreditado para ejercer profesionalmente como vigilante de seguridad privada en todo el territorio nacional. La TIP hay que actualizarla cada año. Para ello, se puede realizar o bien un curso de actualización de la TIP o bien un curso de especialización (en centros comerciales, centros hospitalarios, en transporte de seguridad, etc.). En el segundo caso, la formación tiene que realizarse de forma presencial.

PRUEBAS TEÓRICAS:

Las Pruebas teóricas para ser vigilante de seguridad consisten en: 
Un examen tipo test de 100 preguntas en las que las respuestas erróneas penalizan siguiendo la siguiente fórmula: A – [E / (n-1)], siendo «A» el número de aciertos, «E» el de errores y «n» número de alternativas de respuesta. La prueba teórica para vigilante de seguridad se califica de 0 a 10 siendo necesario un 5 para superarla. En el caso de los aspirantes que deseen obtener el TITULO DE VIGILANTE DE SEGURIDAD ESPECIALIDAD EXPLOSIVOS deberán contestar un cuestionario adicional de 25 preguntas en un plazo de 15 minutos, correspondiente al temario específico de la especialidad. El funcionamiento de esta prueba adicional es el mismo que el de la prueba común.

PRUEBAS FÍSICAS:

La normativa establece que los participantes deberán presentarse a las pruebas físicas provistos de atuendo deportivo y entregar al tribunal un certificado médico expedido según los criterios establecidos, que acredite que el aspirante reúne las condiciones físicas necesarias para realizar las PRUEBAS FÍSICAS PARA VIGILANTE DE SEGURIDAD. No presentar este certificado supondrá la exclusión del interesado. La realización de las pruebas físicas de vigilante será pública y no se permite su grabación por motivos de seguridad y derecho a la intimidad de participantes y tribunal.
Las pruebas físicas consisten en:
Potencia de tren superior, que consistirá en flexión de brazos en suspensión pura para hombre, y lanzamiento de balón medicinal en el caso de mujeres y hombres de más de 40 años;  potencia de tren inferior, mediante prueba de salto vertical; carrera en pista. Según la prueba y siempre a criterio del tribunal, se podría realizar una repetición de una prueba considerada nula. Las pruebas físicas de vigilante de seguridad se califican como apto o no apto, siendo necesaria una calificación de apto para poder realizar las pruebas teóricas para vigilante de seguridad.