Cómo ingresar en el Ejército Español

¿Te has decidido a preparar oposiciones pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, con este post intentaremos apaciguar esa opresión en el estómago que se te ha generado de repente al mirar todos los temas que debes estudiar.

Muchos se agobian al principio como tú y ahora se sorprenden de sí mismos al haber conseguido una plaza e incluso llegan a pensar que no era para tanto.

Seguro que buscas la mínima excusa para aplazar el día en que te pongas a estudiar.  Pues saca fuerza de voluntad, ve a tu escritorio y empieza a  leer el tema que más te guste. Ya habrás realizado el primer paso.

Preparar oposiciones puede ser más fácil de lo que crees si te organizas bien.

A continuación te ofrecemos 7 tips para que los puedas poner en práctica:

  1. Prepárate mentalmente

No te centres solo en pensar todo lo que tienes que estudiar, los temarios hay que dosificarlos y poco a poco se llegará al final. Céntrate en tu objetivo que es lo que mayor motivación te va a generar. Piensa que todo tu esfuerzo se convertirá en la recompensa que tanto ansías, tu plaza.

Así que el primer consejo consiste en desechar la vieja idea de que para prepararse una oposición simplemente hay que dedicar mucho tiempo a trabajar la materia. Hay que adoptar una perspectiva más amplia del reto que tenemos delante.

  1. Predefine tu lugar de estudio

Ya que tu lugar de estudio es el sitio en el que pasarás buena parte de las horas de la semana, merece la pena comprobar que sirve para estudiar y que no te expondrá a distracciones ni a ruidos u otras incomodidades. Fíjate en si la silla es cómoda o no. Esto puede marcar la diferencia a medio y largo plazo.

  1. Organiza tu tiempo

Fíjate una hora para comenzar a estudiar, por ejemplo a las 9:00 de la mañana y empieza estudiando determinado número de horas a la semana. Pasados dos o tres meses, añádele más horas semanales. Por ejemplo, puedes empezar con 5 horas diarias, luego pasarlas a 6, y luego pasarlas a 8. De esta manera evitarás llevarte una muy mala sensación al principio y desmotivarte o simplemente no serás capaz de aguantar el cansancio. Si empiezas poco a poco, te será más fácil “conectar” con la dinámica de estudio, empezar a ganar inercia, y llegar a un punto en el que cuentes con la preparación suficiente para asumir grandes cargas de responsabilidad.

  1. Dosifica tu tiempo libre

Es muy importante gestionar tu tiempo libre. Te servirá para descansar y evitar fatigas mentales o dificultades para concentrarte. Ten un horario claro y procura seguirlo a rajatabla. No es un requisito necesario para que te vaya bien en las pruebas, sino para que no tires la toalla a las pocas semanas de empezar.

  1. Come y duerme bien

No podrás concentrarte, memorizar ni recordar bien si no te cuidas en los aspectos más básicos. Procura dormir tus 8 horas diarias, el simple hecho de dormir mal un día o llevar varios días comiendo cosas que no son sanas del todo se nota mucho en el rendimiento de quien se está preparando unas oposiciones. 

  1. Repasa periódicamente

Repasar es muy importante. Debes hacer un repaso a menudo. El repaso cumple la función de actualizar los contenidos adquiridos para reducir la pérdida de  conocimientos y a la vez profundizar en la interiorización del tema. Una de la técnica que te ofrecemos es cuando vayas a comenzar con el estudio diario, recordar lo aprendido el día anterior. Esto hará que los datos que estás almacenando no se olviden tan rápidamente. Si no se realiza esta técnica de forma diaria, cuando lleves 30 temas estudiados, va resultar muy difícil repasar todo. Aunque todo depende de nuestro autoconocimiento como estudiantes. Lo importante no es cuando, sino hacer obligatoriamente el repaso, lo cual favorecerá a la asimilación de conceptos.

  1. Crea tus planes para desconectar

Cada semana, deberías poder disponer de al menos un plan que te permita desconectar del todo y refrescarte mentalmente. Los paseos por la naturaleza son muy útiles para esto, ya que nos permiten alejarnos de todo lo que nos recuerda a nuestras responsabilidades y además nos permite relajarnos en ambientes acogedores. También funciona bien la práctica de ejercicio moderado, porque nos ofrece una meta muy específica y relativamente simple en la que podemos focalizarnos, olvidándonos del resto por un momento.

Y hasta aquí nuestros consejos para que tu preparación sea óptima y así poder cumplir tu objetivo.

Si después de haber leído estos tips te sigue pareciendo todo cuesta arriba pero persiste tu idea de preparar oposiciones, siempre puedes acudir a una academia especializada en preparación de oposiciones donde te guiarán en todo momento y te ayudarán a afrontar las pruebas de la convocatoria con éxito. Una de las academias referentes a nivel Nacional es Ceasfor con más de 20 años de experiencia y siendo el puente que muchos necesitan para superar las oposiciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. El encargado del tratamiento es ceasfor. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies
Rechazar    Aceptar