Está claro que estudiar de forma online no es lo mismo que estudiar de manera presencial.

Aunque es más cómodo para nosotros, ya que nos permite compaginarlo con otras tareas y con nuestra vida personal; hay que tener claro que es muy dedicado y que tenemos que tener claro que tampoco podemos acomodarnos, porque es entonces cuando se nos va el santo al cielo y nos damos cuenta de que se nos viene el tiempo encima.

Es por eso que hoy te traemos una guía para que puedas organizarte mejor y aprovechar al máximo tu tiempo.

1- Organiza tu tiempo:

Es importante que tengas claro tu plan de estudios, el contenido que incluye el curso y el tiempo aproximado que sería necesario dedicar a cada uno de los temas.

De esta manera serás consciente del tiempo diario estimado que deberías dedicar al temario para de esta manera no encontrarte al final del curso con que tienes que hacer mucho de golpe.

No es lo mismo tener que dedicarle 2 horas diarias al estudio que media hora, debes tener constancia de ello para que a la hora de definir tus horarios y objetivos estos sean realistas.

2- Define un horario:

Una vez ya hayas cumplido el primer punto, ya podrás pasar a la fase de definir tu horario.

Cuando nos marcamos un horario fijo y nos ceñimos a este, es mucho más fácil crear el hábito y que de esta manera se nos haga menos pesado ponernos a estudiar.

Si no tenemos un horario marcado, es mucho más fácil que nos despistemos y pasen días sin que le dediquemos el tiempo necesario al curso.

Con lo de que te marques un horario, no nos referimos que sí o sí sea siempre a la misma hora, es posible que si estudias online sea porque trabajas o tienes otras obligaciones que cumplir; en ese caso puedes adaptar tus horarios a tu propia conveniencia.

Por ejemplo, si tienes un trabajo con horarios rotativos, es bueno que tu horario siga siempre la misma fórmula: si trabajas por la mañana, estudiar por la tarde y si trabajar por la tarde, estudiar por la mañana. Pero que no se te pasen los días sin ponerte con los estudios.

3- Sé constante:

Es clave que te lo tomes como una obligación, igual que quizás tienes que ir a trabajar, mentalizarte de que todos los días tienes que ponerte a estudiar.

Como cualquier cosa en esta vida, la constancia es el punto más importante.

Igual que no esperarías tener abdominales tras ir solo una vez al gimnasio, no podrás sacarte el curso si no te lo tomas en serio.

4- Márcate objetivos:

Marcarte objetivos puede ayudarte a motivarte, es bueno marcarte objetivos a corto plazo que te proporcionaran satisfacción al ir alcanzando esas pequeñas metas.

Eso te dará ánimos para seguir cumpliendo con lo que te has propuesto.

5- Evita distracciones:

Aléjate del teléfono móvil. En la actualidad, con tantas redes sociales y tecnologías hemos creado una gran dependencia a estar mirando constantemente la pantalla de ese pequeño dispositivo.

Si lo tenemos cerca cuando estamos estudiando es prácticamente inevitable no mirarlo de vez en cuando y distraernos todo el rato.

Lo más efectivo en este caso es dejarlo en otra habitación para de esta manera no tenerlo al alcance.

En caso de que por cuestiones de trabajo o personales tengamos que tenerlo cerca para posibles emergencias, podrías desactivarte las notificaciones de las redes sociales o hay incluso aplicaciones que bloquean ciertas aplicaciones durante el lapso de tiempo que estés estudiando.

Ahora que ya te hemos dado las claves para que seas un estudiante de 10 en la modalidad online, ¡ponte ya las pilas y empieza a currarte tu futuro!

 

SABER MÁS

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria (Google y Facebook). El encargado del tratamiento es ceasfor. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies
Configurar    Aceptar Todas